Cineinfinito #34: Gerhard Richter

CINEINFINITO / Cine Club Filmoteca de Cantabria
Viernes 24 de Noviembre de 2017, 17:00h. Filmoteca de Cantabria.
Calle Bonifaz, 6
39003 Santander

Gerard Richter

Programa:

Volker Bradke (1966) 16mm / B&W / silent / 14 min.

Formato de proyección: SD (16mm transferido a formato digital)

(Agradecimiento especial a Gerhard Richter y al Archivo Gerhard Richter)


Gerhard Richter nació en el Dresden-Neustadt Hospital de la “Florencia del Elba”, la ciudad Dresde, Sajonia, y creció en Reichenau, Baja Silesia, y en Waltersdorf en el interior de la Alta Lusacia. Hijo de Horst Richter y Hildegard Schönfelder, padres de, además, Marianne, Alfred, Rudolf y Gisela.

Su padre fue maestro, acuciado por la crisis de los años 30, consiguió trabajo en Reichenau a 80 km. de Dresde. Fue obligado a unirse al partido nazi y en 1942, el niño Gerhard a participar en la Pimpfe (mote para el cambio de voz de los muchachos, era el preparatorio de la Juventudes Hitlerianas).​ En 1939 el padre fue reclutado hacia el frente oriental (no regresó hasta 1947, fue capturado en 1944 y pasó el resto de la guerra como prisionero) y su tío Rudi murió en combate. La mudanza a Walterstorf en 1943 salvó a la familia del bombardeo de su ciudad natal (ver Bombardeo de Dresden). Su tía Marianne Schönfelder (1917-1945) fue eliminada como parte del programa de eutanasia establecido por los Nazis. Este temprano encuentro con la muerte y las atrocidades del período lo hicieron rechazar toda ideología y abrazar un profundo amor por la naturaleza.

Abandonó la escuela después del décimo grado y emprendió su aprendizaje como pintor de publicidad y de escenarios, antes de estudiar en la Academia de Arte de Dresde. En 1948 terminó su escuela profesional superior en Zittau, y, entre 1949 y 1951, fue educado allí en escritura así como en pinturas de escenario y publicidad. En 1950 su solicitud para entrar en la Hochschule für Bildende Künste Dresden (Universidad de Artes Visuales de Dresde, fundada en 1764) fue rechazada.

Finalmente regresa a su ciudad natal donde comenzó sus estudios en la Academia de Arte de Dresde en 1951. Sus profesores fueron Karl von Appen, Ulrich Lohmar y Will Grohmann. Se gradúa en 1956.

En estos primeros días de su carrera, preparó un mural («Comunión con Picasso», 1955) para el refectorio de esta Academia de Arte como parte de su licenciatura. Le siguió otro mural en el Hygienemusem (Museo Higiénico Alemán) con el título de «Lebensfreude», que significa «Alegría de la vida», para su diploma. Ambas pinturas fueron repintadas por cuestiones ideológicas después de que Richter se escapara de la Alemania Oriental para ir a la Occidental, dos meses antes de la erección del muro de Berlín; después de la unificación de ambos estados alemanes, el mural «Alegría de la vida» (1956) fue descubierto en dos lugares en la escalera del Museo Higiénico Alemán, y después del milenio estas dos imágenes descubiertas fueron nuevamente tapadas por obras.

Después de realizar murales, Richter inició una nueva fase en su carrera. Estando en la Staatliche Kunstakademie de Düsseldorf (1961-64) descubrió el expresionismo abstracto y una serie de tendencias de vanguardia, formando lazos de amistad con otros artistas de su generación como Sigmar Polke. Se identificaban como artistas del pop art alemán, pero fueron también, durante un breve periodo, iniciadores de una variante satírica del pop a la que llamaban «realismo capitalista».

En 1962 inició pinturas que fundían la iconografía periodística y retratos de familia con un realismo austero basado en la fotografía. En su primera exposición de Düsseldorf, en 1963, el artista presentó por vez primera un estilo de fotografía-pintura, utilizando fotografías de paisajes, retratos o bodegones como base de sus pinturas. A finales de los sesenta comenzó su fase «constructivista», que incluyó trabajos como Color Charts, Inpaitings, Gray Paintings y Forty-eight Portraits, así como un trabajo con espejos.

A inicios de la década de los años setenta, evolucionó para una pintura monocromática sobria que evocaba la corriente minimalista, pero con una diferencia significativa en lo que respecta al objetivo y al sentimiento. A finales de la década y principios de los ochenta, las pinturas sobre lienzo de colores brillantes y atrevidamente delineadas sugerían mas también diferían de la pintura pirotécnica neoexpresionista que estaba entonces en boga. A lo largo de toda su carrera, Richter ha cultivado en su trabajo un estilo sutilmente romántico y aparentemente antimodernista.

La producción artística de Gerhard Richter puede clasificarse en tres categorías: figurativa, esto es, todas las pinturas se basan en la fotografía o la naturaleza; constructivista, trabajo más teórico como tablas de color, paneles de vidrio y espejos; y abstracta, casi todo el trabajo realizado desde 1976 excepto bodegones y paisajes.

Ha ganado, entre otros, el Praemium Imperiale en 1997, el Premio Wolf de las Artes en Jerusalem en 1995, el Premio Kokoschka en París, el de la Academia de Artes y Letras en Nueva York, el Arnold Bode Preis de Dokumenta y el León de Oro de la Bienal de Venecia 

Gerard Richter


Volker Bradke (1966)

La película de Gerhard Richter Volker Bradke data de 1966. Incluso hoy sigue siendo virtualmente desconocida y ha pasado inadvertida para los críticos de arte. Después de trabajar durante meses en otro proyecto de película a principios de los años 90, Richter lo abandonó. Por tanto, esta película de artista en blanco y negro es aún la única obra de Richter en este medio. Forma parte de una instalación multimedia que incluía filme, fotografía y pintura, siempre retratando a la figura del título. La película fue estrenada el 13 de diciembre de 1966 en la Galería Schmela de Düsseldorf, que estaba conmemorando su reubicación desde su espacio original en la calle Hunsrücken con una serie de eventos a lo largo de siete días.

La pintura y el filme Volker Bradke se produjeron de forma independiente entre sí. Richter había tomado la fotografía sobre la que se basaría la pintura durante el festival de arte de Büdingen, los días 20 y 21 de agosto de 1966. Junto con Konrad Lueg y Sigmar Polke, él estaba anunciado en el programa con el encabezamiento “Hudelei” (chapucería): un artístico barrido, con escoba y gel de limpieza, aunque esta performance que iba a poner fin al evento nunca tuvo lugar. Volker Bradke había acompañado a sus tres jóvenes amigos artistas a este festival.

Poco antes de la impresión de este libro, la investigación en el catálogo razonado de Gerhard Richter descubrió una carta que este envió a su marchante de Munich, Heiner Friedrich, inmediatamente después del evento. En ella, Richter no solo describía la acción y subrayaba la instalación, sino que también valoraba sus experiencias con la película. Y anunciaba otra película, que, según sus términos, sería aún “más emocionante”.

La película, de casi quince minutos, fue producida por el estudio de Richter, entonces en la calle Fürstenwall de Düsseldorf, como un proyecto autónomo que explícitamente pretendía existir de forma independiente a la instalación original de la galería de Alfred Schmela. En los años siguientes, la película se mostró varias veces como parte de importantes proyectos expositivos: en 1973, con motivo del evento Film als Kunstwerk (La película como obra de arte) en el Forum del Museo de Arte de Colonia. Después, se la consideró perdida durante un largo periodo, hasta que fue mostrada de nuevo en 2006, en una exposición individual en el Museumsberg de Flensburg dedicada a los retratos de Gerhard Richter. En 2009, la película formó parte de una reconstrucción del espacio de la galería de Schmela para la exposición Art of Two Germanys / Cold War Cultures (El arte de las dos Alemanias / Culturas de la Guerra Fría) en el County Museum de Los Angeles, que luego se trasladó a Nuremberg y Berlín. –Dietmar Elger (Director del Archivo Gerhard Richter de Dresde)

Gerard Richter

Gerard Richter

Gerard Richter

Gerard Richter

(Traducción: Javier Oliva)