Cineinfinito #66: Maya Deren (II)

CINEINFINITO / Centro Cultural Doctor Madrazo
Viernes 21 de septiembre de 2018, Centro Cultural Doctor Madrazo
Calle Casimiro Sainz, s/n
39004 Santander

Programa:

Study in Choreography for Camera (1945). 16mm, blanco y negro, silente, 3min + versión de 15 min
Meditation on Violence (1948). 16mm, blanco y negro, sonora, 13 min
The Very Eye of Night (1952-55). 16mm, blanco y negro, sonora, 15 min

*Sesión presentada por Carolina Martinez López (Editora y traductora de El Universo Dereniano)
**Entrada libre hasta completar el aforo

Formato de proyección: HD (Nuevos transfers digitales cortesía de LUX)

(Agradecimiento especial a Carolina Martínez López)


Eleanora Derenkowsky conocida como Maya Deren (Kiev, 29 de abril de 1917 – Nueva York, 13 de octubre de 1961) fue una directora de cine, bailarina, coreógrafa, poeta y escritora ucraniana nacionalizada estadounidense. Fue una de las principales realizadoras de cine experimental de los años 40. Se la considera la madre del cine underground en Estados Unidos. Sus películas se inspiran en el psicoanálisis y el surrealismo. Su obra Meshes of the Afternoon, premiada en el Festival Internacional de Cannes, está considerada una de las películas experimentales más importantes e influyentes del siglo XX. El cortometraje, de carácter feminista, explora las imágenes del interior de una mujer, que siente terror en sus sueños hacia los objetos de su vida cotidiana.

***

La autora definía sus propias obras con el término “películas de cámara”, puesto que aspiran a llegar a un público no muy amplio, intimista. No aspira a exhibirse en los grandes cines, pero tampoco a la marginalidad. Sus circuitos serán las universidades, museos, etc. todo lo que estaba en manos del arte pero a lo que el cine no había accedido todavía.

En 1943 adoptó el nombre de Maya Deren y en ese mismo año comienza a hacer una película con Marcel Duchamp “The witche’s cradle” la cual nunca se terminó y están disponibles fragmentos rodados sin editar. En ese momento su círculo social incluía a André Breton, Duchamp, John Cage y Anaïs Nin.

La segunda película que realizó fue “At Land” en 1944. Hizo también “A study in choreography for the camera” en 1947 y “Ritual of transfigured time”, la película más parecida en forma narrativa a “Meshes in the afternoon”, que en este caso explora el miedo al rechazo y la libertad de expresión en un ritual de depuración.

En 1946 fue galardonada con una beca Guggenheim por su creatividad fílmica, convirtiéndose en la primera mujer del mundo en recibir esta ayuda para filmar con total libertad.

En 1947 ganó también el Gran Premio Internacional para un film de 16mm experimental “Meshes in the afternoon” en el Festival Internacional de Cine de Cannes. Codirigido con su marido, Alexander Hammid, la pieza influyó especialmente en directores como Jean Cocteau, Luis Buñuel o David Lynch. El film fue adquirido por el MoMA de Nueva York.

Su siguiente película, “Meditation on violence”, fue hecha en 1948. Chao Li Chi fue el artista marcial que se encargó de la acción, que es una demostración de artes marciales chinas que sólo fue manipulada una vez en el montaje para añadir un salto del artista marcial a otro plano, donde aparece más ataviado y con una espada: este es el primer vídeo de Deren que utiliza elementos de la cultura afro-haitiana, incluyendo dentro de la música algunos tambores de Haití acompañados de flautas chinas. Resulta muy interesante como precedente directo de lo que hoy llamamos world music.

En 1958 Deren, en colaboración con la “Metropolitan Opera Ballet School”, produjo “The very eye of night”, su último filme concluido, donde un grupo de bailarines se mueven al estilo de dioses griegos sobre un fondo de estrellas, aparentando estar libres de la fuerza de gravedad.

Deren distribuía sus propios filmes y los promocionaba a través de clases y ponencias en Estados Unidos, Canadá y Cuba. También actuaba, editaba, escribía y dirigía sus propias películas. A través de la década de los 40´s y los 50´s, Deren atacó a Hollywood por su monopolio artístico, político y económico sobre el cine americano. Decía “hago mis películas con lo que Hollywood gasta en pintalabios”, y se quejaba de que Hollywood “era un gran obstáculo para que el cine se definiera y se desarrollara como una forma de arte creativo y fino”. Su posición siempre fue de oposición a los estándares y prácticas de la industria fílmica de Hollywood. Deren fundó la Creative Film Foundation, fundación que junto a la colaboración de Cinema 16, desde 1956 hasta 1961, se dedicó a premiar el trabajo de cineastas independientes.

“La filosofía de Deren, con su impresionante insistencia en la dimensión ética del arte, además de por haber sido una feminista pionera, la convierten en un personaje muy apreciado incluso a día de hoy”, aseguró el crítico Bill Nichols.

Deren tenía un gran interés por el vudú y gracias a la beca Guggenheim pudo financiar al fin un viaje a Haití. Dunham, la directora de la compañía de danza donde había trabajado años atrás, había realizado su tesis en bailes haitianos, lo que influyó claramente en los intereses de Deren, quien no sólo filmó varias horas de rituales de vudú, sino que comenzó a participar de ellos y adoptó aquella religión. Su libro, que lleva por título “Divine horsemen: The living God´s of Haiti”, y sus horas de grabación documental fueron organizadas y editadas -veinte años después de la muerte de Maya- por su tercer marido, Teiji Ito y su esposa Cherel Ito.

Maya Deren también era escritora. Su libro más destacado fue “Anagrama”, en el que da claves sobre la filosofía de su cine, de cómo todas las piezas tienen una importancia fundamental en el resultado. “Cada elemento está tan relacionado con el todo que ninguno de ellos puede cambiar sin afectar la serie y así afectar a la totalidad. Y, por el contrario, el todo es lo relacionado con todas las partes que si se leen horizontalmente, verticalmente, en diagonal o en sentido inverso a la lógica de la totalidad no es interrumpido, se mantiene intacta”.


A Study in Choreography for Camera (1945)

En el momento de su aparición a mediados de los 40, las películas de Maya Deren fueron descritas por el crítico de danza del New York Times, John Martin, como “choreocinema”, un feliz neologismo que intentaba abarcar dos de las inquietudes temáticas de Deren: el cuerpo humano en movimiento y el proceso de filmación en sí mismo. Sus dos primeras películas, Meshes of the Afternoon (1943) y At Land (1944), iniciaron este empeño (siquiera de modo parcial), pero fue con su tercer proyecto, A Study in Choreography for Camera, con el que Deren llegó a materializar plenamente su intuición de liberar el cuerpo humano de los confines del espacio teatral –y real. En este “Estudio”, un bailarín (Talley Beatty) se desplaza sin esfuerzo por el interior y a través de diversos entornos (un bosque, una sala de estar, un museo, etc.), un logro conseguido mediante la cuidadosa correspondencia de sus movimientos precisamente coreografiados con el compás del montaje cinematográfico. A medida que Beatty salta de un espacio a otro a través de los empalmes de la película, se crea una nueva realidad geográfica, en la que pueden recorrerse grandes distancias en el intervalo de solo cuatro minutos. La disciplinada interpretación de Beatty nunca delata las dificultades que tanto él como la directora tuvieron que afrontar para acceder a un resultado tan fluido. La cámara de Deren, en efecto, se convierte en la pareja de baile de Beatty.

Extracto de la publicación de Steven Higgins, Still Moving: The Film and Media Collections of the Museum of Modern Art, New York: The Museum of Modern Art, 2006, p. 199.

Upon their appearance in the mid-1940s, Maya Deren’s films were described by New York Times dance critic John Martin as “choreocinema,” a happy neologism that attempted to account for two of Deren’s thematic preoccupations: the human body in motion and the filmmaking process itself. Her first two films, Meshes of the Afternoon (1943) and At Land (1944), began this endeavor (if only partially), but it was in her third project, Study in Choreography for Camera, that Deren fully realized her vision of freeing the human body from the confines of theatrical—and actual—space. In Study, a dancer (Talley Beatty) moves effortlessly within and between different environments (forest, living room, museum gallery, etc.), an achievement arrived at through the careful matching of his precisely choreographed movements with the film’s editing pattern. As Beatty leaps from space to space across Deren’s film splices, a new geographical reality is created, one where great distances can be covered within the span of just four minutes. Beatty’s disciplined performance never betrays the difficulties that he and his director must have overcome to attain so fluid a result. Deren’s camera, in effect, becomes Beatty’s partner.

Publication excerpt from Steven Higgins, Still Moving: The Film and Media Collections of the Museum of Modern Art, New York: The Museum of Modern Art, 2006, p. 199.

MAYA DEREN - CINEINFINITO


Meditation on Violence (1948)

En Meditation on Violence (1948) la cámara de Deren se inspira en el movimiento del intérprete, Chao Li Chi. Esta película se caracteriza por la ausencia del dinamismo y la movilidad que hemos llegado a esperar de la cámara de Deren. También disuelve la distinción entre violencia y belleza. Las sombras en la pared blanca detrás de Chi amplifican el movimiento del ritual de Wu Tang. En Meditation on Violence Deren experimenta con el tiempo cinematográfico, haciendo que la película avance en movimiento contrario a mitad de su metraje, creando un bucle. Las diferencias entre los movimientos de Wu Tang proyectados hacia delante y hacia atrás son casi imperceptibles.

In Meditation on Violence (1948) Deren’s camera is motivated by the movement of the performer, Chao Li Chi. This film is marked by a lack of dynamism and mobility that we have come to expect from Deren’s camera. It also obscures the distinction between violence and beauty. The shadows on the white wall behind Chi amplify the movement of the Wu Tang ritual. In Meditation on Violence Deren experiments with film time, reversing the film part way through producing a loop. Exhibited forwards and then backwards, the difference in the Wu Tang movements is almost imperceptible.

MAYA DEREN - CINEINFINITO


The Very Eye of Night (1952-55)

Una constelación resplandeciente de estrellas constituye el fondo para las imágenes en negativo de figuras que parecen dioses griegos superpuestos y transportados mágicamente a lo largo de la vía láctea. Deren lo llamó “ballet nocturno”, una danza etérea dentro de un espacio nocturno que se centra en el espectáculo más que en la narración.

A shimmering constellation of stars established the background for negative images of figures resembling Greek Gods superimposed on and magically transported along the milky way. Deren called it her ‘ballet of night’, an ethereal dance within a nocturnal space that focused on the spectacle rather than the narrative.

MAYA DEREN - CINEINFINITO


Traducción de textos: Javier Oliva