Cineinfinito #69: Chris Welsby

CINEINFINITO / Cine Club Filmoteca de Cantabria
Viernes 19 de Octubre de 2018, 17:00h. Filmoteca de Cantabria
Calle Bonifaz, 6
39003 Santander

Programa:

Estuary (1980) 16mm, color, sound, 50′

Formato de proyección: HD 2K (Nuevo transfer digital cortesía del British Film Institute)

Agradecimiento especial a Chris Welsby y a William Fowler


Chris Welsby lleva desde 1969 creando y exhibiendo sus películas e instalaciones de cine y vídeo por todo el mundo, en grandes galerías como la Tate y Hayward de Londres, el Museo del Louvre y el Centro Georges Pompidou de París, el MoMA de Nueva York, el Carnegie Institute de Pittsburgh y la Art Gallery of Ontario de Toronto.

“En mis películas para una sola pantalla y vídeos de canal único el mecanismo de la película y el vídeo interactúan con el paisaje de una manera que proporciona a los procesos elementales –tales como los cambios en la luz, el flujo y reflujo de las mareas o los cambios en la dirección del viento– el espacio y el tiempo necesarios para participar en el proceso de representación. Las secuencias de imágenes resultantes hacen posible concebir una relación entre tecnología y naturaleza basada en principios diferentes a los de explotación y dominio.

Las instalaciones para galerías se ocupan de las transformaciones que tienen lugar cuando el espacio no euclídeo se traspone a un espacio arquitectónico basado en las reglas de la geometría y la perspectiva. Las dimensiones de la galería, el tamaño y escala de la imagen, las proporciones del monitor de vídeo o la pantalla de proyección, la posición de los monitores o pantallas, se convierten en consideraciones primarias, esenciales para el significado de la obra. La fragmentación de imagen y sonido característica de estas instalaciones admite la fisura entre cultura y naturaleza pero también, al mismo tiempo, abre la posibilidad de una lectura menos dualista.

A diferencia de los pintores y fotógrafos de paisaje del siglo XIX, he evitado el punto de vista objetivo implícito en las vistas panorámicas o las representaciones de un espacio pictórico homogéneo. A cambio, me he concentrado en los pequeños detalles en primer plano y en los aspectos más efímeros del paisaje, recurriendo al característico parpadeo de los medios del cine y el vídeo, y sus respectivas tecnologías, para sugerir tanto la belleza como la fragilidad del mundo natural.

El proceso de re-presentar el paisaje tanto en las obras de pantalla única como en las instalaciones no está visto como algo separado de la naturaleza ni objetivo en modo alguno, sino como parte de un modelo más simbiótico en el que tanto la tecnología como la naturaleza aparecen como partes interrelacionadas de una Gestalt más amplia.”

Chris Welsby
Junio de 2001

Chris Welsby has been making and exhibiting work since 1969. His films and film/video installations have been exhijbited internationally, at major galleries such as the Tate and Hayward galleries in London, the Musée du Louvre and the Centre Georges Pompidou in Paris, the Museum of Modern Art in New York, the Carnegie Institute in Pittsburgh, and the Art Gallery of Ontario in Toronto.

“In my single screen films and single channel videos the mechanics of film and video interact with the landscape in such a way that elemental processes—such as changes in light, the rise and fall of the tide or changes in wind direction—are given the space and time to participate in the process of representation. The resulting sequences of images make it possible to envisage a relationship between technology and nature based on principles other than exploitation and domination.

“The gallery installations deal with the transformations which occur when the non-Euclidean space of the landscape is imported into an architectural space based on the rules of geometry and perspective. The dimensions of the gallery, the size and scale of the image, the proportions of the video monitor or projection screen, the positioning of the monitors or screens, are primary considerations, and central to the meaning of the work. The fragmentation of image and sound, which characterises these installations, acknowledges the split between culture and nature but, at the same time, opens up the possibility of a less dualistic reading.

“Unlike the landscape painters and photographers of the nineteenth century, I have avoided the objective view point implicit in panoramic vistas or depictions of homogeneous pictorial space. I have instead concentrated on ‘close up’ detail and the more transient aspects of the landscape, using the flickering, luminous characteristics of the film and video mediums, and their respective technologies, to suggest both the beauty and fragility of the natural world.

“The process of re-presenting the landscape in either the single screen works or the installations is not seen to be separate from nature or in any way objective, but is viewed instead, as part of a more symbiotic model in which technology and nature are both viewed as inter-related parts of a larger gestalt.”

Chris Welsby
June, 2001


Estuary (1980)

Estuary fue hecha a lo largo de tres semanas, entre el 17 de diciembre de 1979 y el 6 de enero de 1980. La película se rodó desde la cabina de una pequeña embarcación amarrada cerca de la desembocadura del río Keyhaven. Este es un lugar que conozco bien desde mi infancia, en el que he hecho varias pinturas, películas y piezas fotográficas.

La cámara permanece fija con respecto al movimiento de la embarcación, como si respondiera a la acción del viento y la marea. Como resultado, se obtiene un punto de vista que fluctúa 360º en torno al eje central que proporciona el amarre, y un movimiento vertical periódico de unos 8 pies (unos 2 metros y medio) debido al ascenso y descenso de la marea. Se expuso un segmento de cuatro segundos de película cada quince minutos, entre el alba y el ocaso. Las “tomas” mismas subrayan las variaciones en el movimiento de la embarcación como si se balanceara a lo largo de su amarre. Los cambios en las condiciones de la luz y atmosféricas, las fluctuaciones de la altura de la marea, y los cambios bruscos en la dirección del viento aparecen acentuados por los intervalos entre estas “tomas”. El sonido fue grabado de la misma forma, y fue posteriormente “cortado” para acomodarse a la pista de imagen. El resultado de este procedimiento es una película que no solo registra los cambios en la luz y la atmósfera durante un periodo de tres semanas, sino también, de forma muy directa, la interacción entre las fuerzas de los vientos y la marea.

Estuary was made during the three weeks between December 17th 1979 and January 6th 1980. The film was shot from a small cabin boat moored near the mouth of the Keyhaven River. This is a place known to me since my childhood and the location for several paintings, films, and photographic pieces.

The camera was fixed relative to the motion of the boat as it responded to the action of wind and tide. This resulted in the intermittent scanning of 360 degrees about the central axis provided by the mooring, and a periodic vertical motion of about eight feet due to the rise and fall of the tide. A four second section of the film was exposed every fifteen minutes between dawn and dusk. The “takes” themselves emphasise the variations in movement of the boat as it swung to and fro on its mooring. Changes of light and weather conditions, fluctuations in the height of the tide, and sudden changes in wind direction are accentuated by the intervals of these “takes.” Sound was recorded in the same way, and has been subsequently “cut” to respond to the picture track. The result of this procedure is a film which not only records the changes in light and weather over a period of three weeks, but also, in a very direct way, the interaction between the forces of winds and tide.


Traducción de los textos: Javier Oliva