Cineinfinito #218: Jack Chambers

CINEINFINITO / Centro Cultural Doctor Madrazo
Jueves 25 de Agosto de 2022, 18:30h. Centro Cultural Doctor Madrazo
Calle Casimiro Sainz, s/n
39004 Santander

Programa:

– The Hart of London (1970), 16mm, b&n/color, sonora, 80 min.

*Presentación a cargo de José Luis Torrelavega

Formato de proyección: HD

Agradecimiento especial a CFMDC


John Richard Chambers (25 de marzo de 1931 – 13 de abril de 1978) fue un artista y cineasta canadiense. Nació en London (Ontario). El estilo pictórico de Chambers evolucionó desde la influencia surrealista hasta el realismo fotográfico. Para describir su estilo recurrió al término «realismo perceptual» y más tarde al de «perceptualismo». Comenzó a trabajar en el cine en la década de 1960, y llegó a terminar seis películas en 1970. Stan Brakhage dijo que The Hart of London de Chambers era «una de las mejores películas jamás realizadas».

John Richard Chambers nació en London (Ontario). Chambers firmó como John hasta 1970 y a partir de entonces como Jack, nombre con el que ha pasado a la posteridad. Chambers pasó ocho años (1953-1961) estudiando y trabajando en Europa después de cursar estudios en la escuela secundaria HB Beal y en la Universidad de Western Ontario. Mientras estaba en Europa conoció a Pablo Picasso, quien le sugirió que continuara sus estudios en Barcelona. Se refirió a su obra como «realismo perceptivo», una especie de surrealismo basado en sus propios sueños y recuerdos, y en la filosofía existencialista de Maurice Merleau-Ponty. Cuando regresó a London, Chambers trabajó con su compatriota Greg Curnoe. En 1969 le diagnosticaron leucemia. Durante el resto de su vida pintó en un estilo más realista, a menudo representando lugares de London y sus alrededores. Un ejemplo es 401 Towards London No. 1 (1968-1969), una vista de la autopista 401 en dirección oeste, hacia London.

En 1968, después de una discusión con la Galería Nacional de Canadá sobre los derechos de reproducción de sus obras, fundó la Canadian Artists’ Representation (CARFAC), que se mantiene en la actualidad como organización nacional de apoyo a los artistas.

Su obra se encuentra en las colecciones de la Galería Nacional de Canadá, la Galería de Arte de Ontario, y el Museo de London. En esta ciudad se dio su nombre a una escuela primaria, Jack Chambers Public School (y a las calles que la rodean), y después de su muerte se plantó un árbol en su memoria en Gibbons Park.

La retrospectiva que tuvo lugar en 2012 en la Galería de Arte de Ontario contribuyó a presentar su obra a nuevos públicos.

Entre 1964 y 1970 Chambers hizo seis películas cuya duración varía entre 9 y 79 minutos. Utilizó tanto el blanco y negro como el color. Sus obras son montajes que, en la superficie, representan la vida cotidiana e imágenes de London (Ontario). También analizan el contraste entre naturaleza y sociedad. Aunque su posición es periférica respecto a la mayor parte del cine de vanguardia, debido a su temprana muerte y a su renuencia a acudir a festivales con sus películas, la filmografía de Chambers, y en particular su largometraje The Hart of London, se ha convertido en un hito dentro de la historia del cine canadiense, y también ha adquirido una relevancia creciente a nivel internacional.


The Hart of London (1970)

«Una de las GRANDES películas de todo el cine.» – Stan Brakhage

«One of the few GREAT films of all cinema.» – Stan Brakhage

***

«The Hart of London (1970) amplía las consideraciones de Chambers acerca de la luz, el tiempo, la percepción y la relación de lo visible con la Visión. Es una obra expansiva que une lo público y lo personal, la historia y la memoria, el hombre y la naturaleza, el yo y lo otro.» – R. Bruce Elder

«The Hart of London (1970) extends Chambers concerns with light, time, perception and the relation of the visible to Vision. It is a sprawling work that conjoins the public and the personal, history and memory, man and nature, self and other.» – R. Bruce Elder

***

Atrás y adelante, entre la vida y la muerte, la película crea una visión “real” del mundo circundante, y gradualmente, a medida que el mundo entra en foco, desarrolla un motivo casi subliminal, el del «Hart of London» –un ciervo que fue atrapado y murió en el centro de la ciudad de London, Ontario, en 1954. En la segunda parte de la película, las imágenes llegan a simbolizar la caza y muerte del ciervo. Este motivo se repite una y otra vez en las imágenes reales de la vida cotidiana.

The Hart of London «es una de esas raras películas que triunfa precisamente a causa de su extensión; cruda y abierta casi hasta el punto de anticipar el rechazo posmoderno de los “grandes relatos”, no puede reducirse a un mero resumen, y cambia en tu interior de una visión a la siguiente.» – Fred Camper

Back and forth, between life and death, the film creates a «real» view of the world around, and gradually, as the real world comes in to focus, there develops an almost subliminal theme of the «Hart of London» – a deer which was trapped and killed in downtown London, Ontario in 1954. In the second part of the film, the images become symbolic of the pursuit and death of the deer. This theme is repeated again and again in the real images of everyday life.

The Hart of London «is one of those rare films that succeeds precisely because of its sprawl; raw and open-ended almost to the point of anticipating the postmodern rejection of ‘master narratives,’ it cannot be reduced to a simple summary, and changes on you from one viewing to the next.» – Fred Camper


Traducción del texto: Javier Oliva