Cineinfinito #256: John Farrow (II)

CINEINFINITO / CINE CLUB SANTANDER
Martes 15 de Noviembre de 2022, 19:30h. Fundación Caja Cantabria
Calle Tantín, 25
39001 Santander

Programa:

– The Big Clock (1948), 35mm, b/n, sonora, 95 min.

*Presentación a cargo de José Luis Torrelavega

Formato de proyección: DCP [2K]

En colaboración con el Cine Club Santander y Fundación Caja Cantabria


John Farrow (n. Sídney, 10 de febrero de 1904 – Beverly Hills, 28 de enero de 1963) fue un director, guionista y productor cinematográfico australiano afincado en Estados Unidos.

Su nombre completo era John N. B. Villiers-Farrow. Comenzó a escribir en los años veinte, cuando trabajaba como marinero en Australia. Se trasladó a Hollywood como consejero técnico en marina y pronto empezó a trabajar también como guionista. Escribió guiones para películas desde 1927 hasta 1959 y también dirigió entre 1934 y 1959. Farrow era también escritor de historias y relatos cortos.

Se le recuerda también por su matrimonio con la actriz Maureen O’Sullivan, con la que para poder casarse, tuvo que convertirse al catolicismo. Tuvieron siete hijos, tres de ellas son actrices: Mia Farrow (la más popular), Stephanie Farrow y Prudence Farrow.

Murió en 1963 de un ataque al corazón en las colinas de Beverly Hills (California) a la edad de 58 años. Fue enterrado en el Cementerio de Holy Cross en Culver City.


The Big Clock (1948)

The Big Clock es una película americana de cine negro de 1948 dirigida por John Farrow y adaptada por el novelista y guionista Jonathan Latimer de la novela de 1946 del mismo título de Kenneth Fearing.

La película, en blanco y negro, ambientada en Nueva York, está protagonizada por Ray Milland, Charles Laughton y Maureen O’Sullivan. También aparecen Elsa Lanchester y Harry Morgan, en uno de los primeros papeles. Noel Neill tiene un papel no acreditado como ascensorista justo al inicio.

Paramount compró los derechos de la novela antes de su publicación. (La novela anterior de Fearing, The Hospital (1939), había sido un éxito de ventas). El precio fue de 45.000 dólares.

Se asignó a Jonathan Latimer la tarea de escribir el guión y a Ray Milland el papel protagonista. Leslie Fenton fue anunciado como director, pero se retrasó en Saigon, por lo que John Farrow se hizo cargo del proyecto. El rodaje comenzó el 17 de febrero de 1947. Charles Laughton fue elegido para el papel del villano.

Esta fue la primera película de Maureen O’Sullivan en cinco años. Después de hacer Tarzan’s New York Adventure (Tarzán en Nueva York), se dedicó a su familia, como un favor a su marido, el director John Farrow.

La película fue muy bien recibida por la crítica y, a fecha de 23 de octubre de 2022, tiene un 100% de reseñas positivas en Rotten Tomatoes.

Bosley Crowther del The New York Times elogió las virtudes de la película como thriller y escribió: «En el momento en que escuchen la campanada al final del tic tac de esta reseña de The Big Clock, todos los aficionados a las películas de detectives deben tomar la resolución mental de ir a verla sin falta.» Agregó que la película “juega con elegancia a dejar pistas, en el brillante estilo moderno, [y] requiere mucha atención desde el principio… El guionista Jonathan Latimer y el director John Farrow han conseguido una película que es rápida, divertida, llena de atmósfera y de suspense acumulativo.»

El crítico de cine Bruce Eder escribió: «The Big Clock se ajusta al libro de manera casi perfecta; cuenta con un soberbio estilo visual una historia que tiene lugar en los ambientes más exclusivos de Nueva York en los años 40, y ofrece una descripción temprana (pero precisa) de la industria de los medios de comunicación.”

En un ensayo de 1996, los historiadores del cine negro Alain Silver y James Ursini analizaron la técnica de Farrow: «La narración y los planos largos contribuyen a incrementar el suspense… mientras que los otros elementos del cine negro, como el sombrío paisaje urbano, los movimientos de cámara o los escenarios minimalistas, se utilizan para desorientar al espectador.»

En 1998, el escritor de cine David N. Meyer escribió: “The Big Clock tiene más de comedia screwball que de cine negro, y sus grandes momentos provienen de la agilidad de los diálogos y un extravagante sentido del humor”.

Dennis Schwartz escribió en 2004 que «John Farrow dirige con estilo esta emocionante pieza de cine negro psicológico, aunque apenas puede decirse que se trate de cine negro en sentido estricto».

En 2001, el American Film Institute propuso esta película para el ciclo 100 Years…100 Thrills (100 años… 100 escalofríos).

The Big Clock is a 1948 American film noir directed by John Farrow and adapted by novelist-screenwriter Jonathan Latimer from the 1946 novel of the same title by Kenneth Fearing.

The black-and-white film is set in New York City, and stars Ray Milland, Charles Laughton and Maureen O’Sullivan. Elsa Lanchester and Harry Morgan, in an early film role, also appear. Noel Neill has an uncredited part as an elevator operator very early in the film.

Paramount bought the rights to the novel before publication. (Fearing’s earlier novel The Hospital (1939) had been a best seller.) The purchase price was a reported $45,000.

Jonathan Latimer was assigned to write the script and Ray Milland to star. Leslie Fenton was announced as director but he was held up on Saigon so John Farrow took over. Filming began February 17, 1947. Charles Laughton was cast as the villain.

This was Maureen O’Sullivan’s first film in five years, since Tarzan’s New York Adventure, after which she had concentrated on raising her family. She did it as a favor for her husband, director John Farrow.

The film was very well received by critics, and as of October 23, 2022, holds a 100% “Fresh” rating on Rotten Tomatoes.

Bosley Crowther of The New York Times extolled the film’s virtues as a thriller, writing, “When you hear the musical chime at the end of this ticking review of The Big Clock, it will be exactly the time for all devotees of detective films to make a mental memorandum to see it without possible fail.” He added that the film “is a dandy clue-chaser of the modern chromium-plated type [and] requires close attention from the start … Scriptwriter Jonathan Latimer and Director John Farrow have fetched a film which is fast-moving, humorous, atmospheric and cumulative of suspense.”

Film critic Bruce Eder wrote, “The Big Clock is a near-perfect match for the book, telling in generally superb visual style a tale set against the backdrop of upscale 1940s New York and offering an early (but accurate) depiction of the modern media industry.”

In a 1996 essay film noir historians Alain Silver and James Ursini discussed Farrow’s technique: “Narration and long take are combined to enhance suspense…but the other items of noir style, the dark cityscape, the camera moves, the low-key sets, all these are used to disorient the viewer.”

In 1998 film writer David N. Meyer wrote, “More screwball comedy than noir, The Big Clock’s big moments derive from snappy dialogue and over-the-top humor.”

Dennis Schwartz wrote in 2004 that “John Farrow directs this thrilling psychological film noir with style, though it’s barely a work of noir in the full sense of that genre.”

In 2001, the American Film Institute nominated this film for AFI’s 100 Years…100 Thrills.


Traducción de textos: Javier Oliva