Cineinfinito #277: Hugo Haas (II)

→ Cineinfinito: «Série noire»

CINEINFINITO / Centro Cultural Doctor Madrazo
Viernes 10 de Marzo de 2023, 19:00h. Centro Cultural Doctor Madrazo
Calle Casimiro Sainz, s/n
39004 Santander

Programa:

Bait (1954), 35mm, b&n, sonora, 79 min

Formato de proyección: HD (copias restauradas)


Hugo Haas (19 de febrero de 1901 – 1 de diciembre de 1968) fue un actor, director y escritor de cine checo. Apareció en más de 60 películas entre 1926 y 1962, además de dirigir 20 películas entre 1933 y 1962.

Haas nació en Brno, Austria-Hungría (ahora en la República Checa), y murió en Viena, Austria por complicaciones del asma. Él y su hermano, Pavel Haas, estudiaron canto en el Conservatorio de Brno con el compositor Leoš Janáček. Pavel Haas se convirtió en un destacado compositor antes de ser asesinado en Auschwitz en 1944.

Después de graduarse del conservatorio en 1920, Hugo Haas comenzó a actuar en el Teatro Nacional de Brno, en Ostrava y en Olomouc. En 1924 se mudó a Praga y actuó regularmente en el Teatro Vinohrady, donde permaneció hasta 1929. En 1930, Karel Hugo Hilar nombró a Hugo Haas miembro de la compañía dramática del Teatro Nacional de Praga, donde permaneció hasta su emigración en 1939. Uno de sus papeles más aclamado fue el del Doctor Galén en “La enfermedad blanca”, que Karel Čapek había escrito especialmente para él. Su último papel en el Teatro Nacional fue como Director Busman en “R.U.R.” de Čapek.

Haas hizo su debut cinematográfico como el notario Voborský en la película muda “Jedenácté přikázání” (El undécimo mandamiento) en 1923. (Doce años más tarde volvió a interpretar el mismo papel en “Jedenácté přikázání”, dirigida por Martin Frič.) Con la llegada del cine sonoro, Haas fue capaz de aplicar su talento cómico en “Muži v offsidu”, de Svatopluk Innemann, en 1931. Para 1938, Haas había actuado en una treintena de películas.

En 1936 dirigió su primera película, “Camel Through the Eye of a Needle” (codirigida con Otakar Vávra). Más tarde dirigió “Kvočna” (la música de la película fue compuesta por su hermano Pavel), “Bílá nomoc” (La enfermedad blanca) y Co se šeptá. Su última comedia en Checoslovaquia fue “Andula Won”, de Miroslav Cikán, que se estrenó en los cines en 1938.

Tras el pacto de Munich de 1938 y la ocupación alemana de Checoslovaquia a principios de 1939, Hugo Haas fue despedido del Teatro Nacional debido a su origen judío. En abril, él y su esposa, Maria von Bibikoff («Bibi»), huyeron vía París, España, y luego del puerto de Lisboa, Portugal, al puerto de Nueva York en octubre-noviembre de 1940. Su hijo, Iván, fue acogido por su hermano Pavel. El padre de Hugo Haas, Lipmann (Zikmund) Haas, y su hermano Pavel murieron en los campos de concentración nazis durante el Holocausto.

A mediados de la década de 1940, Haas se había convertido en un actor de carácter en películas estadounidenses. En 1951 inició una carrera exitosa, aunque no aclamada, como director de cine en Hollywood con una serie de melodramas de películas de serie B, por lo general protagonizados por actrices rubias en el papel devoradoras de hombres. Haas solía asignarse a sí mismo el protagonismo masculino de las películas, aunque el papel femenino casi siempre dominaba la trama y, por lo general, se promocionaba exclusivamente en los carteles de las películas. Su trabajo también incluye un conmovedor drama humano, “The Girl on the Bridge“ (1951), que coescribió, dirigió y protagonizó, sobre un amable relojero que, después de haber perdido a su esposa y a su familia en el Holocausto, se hace amigo, se casa y forma una segunda familia con una mujer joven a la que salva del suicidio.

La última película de Haas, “Paradise Alley”, fue rechazada por los principales estudios y permaneció inédita durante más de tres años, y finalmente apareció en 1962 con una distribución limitada.

Hugo Haas (19 February 1901 – 1 December 1968) was a Czech film actor, director and writer. He appeared in more than 60 films between 1926 and 1962, as well as directing 20 films between 1933 and 1962.

Haas was born in Brno, Austria-Hungary (now in the Czech Republic), and died in Vienna, Austria from complications of asthma. He and his brother, Pavel Haas, studied voice at the Brno Conservatory under composer Leoš Janáček. Pavel Haas went on to become a noted composer himself before he was killed in Auschwitz in 1944.

After graduating from the conservatory in 1920, Hugo Haas began acting at the National Theater in Brno, in Ostrava and in Olomouc. In 1924 he moved to Prague and regularly appeared at the Vinohrady Theatre, where he remained until 1929. In 1930, Karel Hugo Hilar made Hugo Haas a member of the Prague National Theatre drama company, where he remained until his emigration in 1939. One of his most highly acclaimed roles was as Doctor Galén in The White Disease, which Karel Čapek had written especially for him. His final role at the National Theater was as Director Busman in Čapek’s R.U.R.

Haas made his film debut as Notary Voborský in the silent film Jedenácté přikázání (The Eleventh Commandment) in 1923. (Twelve years later he played the same role again in Jedenácté přikázání directed by Martin Frič.) With the advent of sound film, Haas was able to apply his comedic talent in Svatopluk Innemann’s Muži v offsidu in 1931. By 1938 Haas had acted in some thirty films.

In 1936 he directed his first film, Camel Through the Eye of a Needle (co-directed with Otakar Vávra). He later directed Kvočna (the film score was composed by his brother Pavel), The White Disease and Co se šeptá. His final comedy in Czechoslovakia was Miroslav Cikán’s Andula Won, which appeared in cinemas in 1938.

Following the 1938 Munich Agreement and the German occupation of Czechoslovakia in early 1939, Hugo Haas was dismissed from the National Theater due to his Jewish origin. In April he and his wife, Maria von Bibikoff («Bibi»), fled via Paris, Spain, and then from the port of Lisbon, Portugal, to the port of New York in October–November 1940. Their son, Ivan, was taken in by his brother Pavel. Hugo Haas’ father Lipmann (Zikmund) Haas and brother Pavel died at Nazi concentration camps during the Holocaust.

By the mid-1940s, Haas had become a character actor in American films. In 1951 he launched a successful if unacclaimed career as a film director in Hollywood with a string of B movie melodramas, usually starring blonde actresses in the role of a predatory mantrap. Haas usually cast himself as the male lead in the films although the female role almost always dominated the storyline and was usually exclusively promoted on film posters. His work also includes a touching human drama, The Girl on the Bridge (1951) – which he co-wrote, directed and starred in – about a kindly watchmaker who after having lost his wife and family in the Holocaust, befriends, marries, and raises a second family with a young woman he saves from suicide.

Haas’s final film, Paradise Alley, was rejected by the major studios and sat unreleased for over three years, finally surfacing in a limited run in 1962.

La primera película estadounidense de Haas la financió éste de su propio bolsillo por 85.000 dólares. El éxito financiero de “Pickup” condujo a la creación de la productora independiente Hugo Haas Productions, que utilizó para producir 12 de sus 14 películas estadounidenses entre 1951 y 1959. Las productoras independientes no eran atípicas en ese momento, pero los procedimientos operativos de Haas sí lo eran. Financió sus propias películas y los presupuestos eran minúsculos en comparación con la mayoría de las películas de Hollywood. Si bien los presupuestos de sus películas generalmente oscilaban entre 80.000$ y 100.000$, el coste promedio de una película de Hollywood en 1955 era de 1.500.000$ Sus empresas eran arriesgadas;  no aseguró acuerdos de distribución con estudios más grandes hasta después de que se hicieran las películas, a veces retrasando su estreno durante meses o incluso años. Mientras que los estudios de Hollywood practicaban la división del trabajo, con roles bien definidos y diferenciados para los trabajadores, a Haas se le definía como un «equipo de producción de un solo hombre», habiendo financiado, producido, escrito y dirigido todas las Hugo Haas Productions, y habiendo actuado en todas menos una.

Haas’s first American film was bankrolled out of his own pocket for $85,000. The financial success of Pickup lead to the creation of the independent Hugo Haas Productions, which he used to produce 12 of his 14 American films from 1951 to 1959. Independent studios were not atypical at this time, but Haas’ operating procedures were. He financed his own films, and the budgets were minuscule compared to most Hollywood fare. While his films’ budgets usually ran from $80,000 to $100,000, the average cost for a Hollywood picture in 1955 was $1,500,000. His ventures were risky; he did not secure distribution deals with larger studios until after the movies were made, sometimes delaying their release for months or even years. While Hollywood studios practiced division of labor, with well defined and distinct roles for workers, Haas was described as a «one-man production team,» having financed, produced, written, and directed all of his Hugo Hass productions, and having acted in all but one.

Estrella corpulenta, algo sucia y de aspecto bohemio, Hugo Haas fue uno de los actores checos más célebres de los años 30, una estrella cómica que solo creció en estatura a medida que profundizaba creativamente en escribir, dirigir y producir. La invasión nazi lo obligó a dejar su amado país e ir a los Estados Unidos. Como un pez fuera del agua, tuvo que empezar poco a poco. Comenzando como locutor en transmisiones de EE. UU. al submundo de Europa del Este, también ofreció su talento como narrador de películas de propaganda.

Después de la guerra, Haas revitalizó su carrera como actor con papeles secundarios llamativos y con un fuerte acento, a menudo como un villano hábil y sórdido con un vestuario lujoso. Gozaba de cierta popularidad y con el dinero que ganaba empezó a financiar sus propias películas independientes en los años 50, tomando el control creativo total con una obsesión casi a lo Svengali.

Esta vez, sin embargo, hubo poco de la adulación que había cosechado tan fácilmente en su tierra natal. Con títulos tan espeluznantes como “Pickup” (1951), “Thy Neighbor’s Wife” (1953) y “Bait” (1954), estos vehículos olían a sensacionalismo y él y sus películas fueron generalmente descartados. Muchas estaban mal actuadas y eran obviamente baratos y cursis en valores de producción. Un tema recurrente al estilo de «Blue Angel» aparecía en muchos de los vehículos protagonizados por Hugo Haas, en los que un respetable hombre mayor era seducido y arruinado por los encantos de una desvergonzada mucho más joven (bombas rubias tetonas como Cleo Moore, Beverly Michaels y (la ex » Miss Universo») Carol Morris.

La reputación de Haas estaba tan contaminada por éstos así llamados proyectos de vanidad que rápidamente lo apodaron el «Ed Wood extranjero», lo cual era injusto dada su reputación anterior. Haas planeaba regresar a su tierra natal en 1968 cuando los rusos tomaron el control. Profundamente desanimado y deprimido por la situación actual de su país, el actor nostálgico, que también sufría de asma, murió poco después de un paro cardíaco. Debería ser mejor recordado hoy de lo que es. Es una prueba sólida de que Hollywood tiene una forma de robarle a una persona su creatividad artística o su integridad.

– Mini biografía de IMDb Por: Gary Brumburgh / gr-home@pacbell.net

Hugo Haas and Cleo Moore in One Girl’s Confession (1953)

* * *

Después de oponerse a los nazis y finalmente huir de ellos durante la década de 1930, el actor y director checo Hugo Haas fue uno de los emigrados europeos que vigorizaron el cine de Hollywood durante las décadas de la posguerra, y se hizo un nombre como actor de carácter y profesor de actuación, pero al final fracasó en su objetivo de restablecer su carrera como director importante en Estados Unidos.

Nacido de padres judíos (su padre era zapatero), en Brünn (ahora Brno, República Checa), el 18 de febrero de 1901, durante la década de 1930 se convirtió en una estrella del Teatro Nacional de Praga y uno de los cineastas locales más exitosos y aclamados por la crítica. Actor/director en películas que también escribió, como el éxito “Ulicka v ráji” (1936). En 1937, su adaptación de la obra de Karel Capek “Bílá nemoc” (1937) (también conocida como «Un esquéleto a caballo») fue estrenada con gran éxito internacional. Esta fábula sobre una dictadura despiadada y una «enfermedad blanca» que se propaga por Europa fue un ataque apenas disfrazado contra el régimen nazi en Alemania, análogo al enfoque satírico posterior de Charles Chaplin en “El gran dictador” (1940). Cuando los ejércitos de Adolf Hitler marcharon hacia los Sudetes en 1938, Haas huyó de su tierra natal. Al llegar a Estados Unidos varios años después, al igual que muchos otros europeos talentosos, incluidos Felix Bressart, Vladimir Sokoloff y Sig Ruman, Haas comenzó a hacerse notar en varios papeles de personajes distintivos. Su hermano, el compositor Pavel Haas (que compuso la música para tres de las películas de Hugo), no pudo escapar y murió en Auschwitz en 1944, víctima de los nazis.

Durante la Segunda Guerra Mundial coprotagonizó un film noir de su compañero emigrante Gustav Machatý, “Jealousy” (1945), y después de la guerra trabajó regularmente para MGM, Fox, Universal y Republic, obteniendo jugosos papeles en “La vida privada de Bel Ami” (1947) y “My Girl Tisa” (1948), un vehículo sentimental para Lilli Palmer que tuvo una rara aparición en la pantalla de la legendaria maestra de actuación Stella Adler. Haas también apareció en una adaptación cinematográfica de Joseph Losey de la obra de teatro «Galileo» de Bertolt Brecht: “Leben des Galilei” (1947), protagonizada por Charles Laughton en su famoso papel teatral. La cima de la carrera actoral de Haas en Hollywood llegó con el lanzamiento de la nueva versión de gran presupuesto de MGM del clásico de aventuras de H. Rider Haggard, “Las minas del rey Salomón” (1950). Durante este período se convirtió en un profesor de interpretación respetado en Hollywood, con estudiantes como Gregory Peck beneficiándose de la experiencia de Haas.

Si bien las películas realizadas durante el apogeo de Haas en la década de 1930 todavía se reviven en la televisión en la República Checa, su trabajo pionero en la década de 1950 como un guion único en Tinseltown generalmente se ha olvidado o malinterpretado. Uno de los muchos refugiados europeos que no pudieron conseguir asignaciones como director en Hollywood, volvió a ocupar la silla del director convirtiéndose en un productor independiente autónomo, produciendo segundos largometrajes de explotación de bajo presupuesto para su distribución en casi todos los estudios principales. Su modelo fue el hombre renacentista Sacha Guitry, que había sido escritor/productor/director/estrella de docenas de películas en Francia pero que siguió trabajando durante la Ocupación (en última instancia, empañando su reputación). Durante los años 50, el único estadounidense que hizo lo que Haas estaba haciendo fue Orson Welles, pero Welles trabajó como independiente, incapaz de obtener el respaldo de un estudio importante hasta su regreso clásico de “Sed de mal” (1958) para Universal. Sin el sombrero de actor, Samuel Fuller fue otro guión notable de triple amenaza que hizo películas de bajo presupuesto durante este período.

La mayor parte del trabajo de Haas estaba en la vena del cine negro. El historiador y periodista checo Pavel Taussig analizó perspicazmente estas películas de la siguiente manera: «La mayoría de los personajes que interpretó más tarde eran hombres mayores que estaban completamente solos y en los que nadie estaba interesado. Estos personajes generalmente se enamoraban de una mujer más joven, pero su amor invariablemente resultó ser nada más que una falsa ilusión y rápidamente terminaron teniendo que enfrentarse a la dura realidad de su situación. Estos guiones estaban muy relacionados con los sentimientos personales de Haas acerca de tener que vivir en el extranjero y la melancolía de su exilio».

Haas otorgó revolucionarios papeles protagonistas a las jóvenes estrellas Beverly Michaels y Cleo Moore en estas películas. Más tarde, Michaels protagonizó para su esposo Russell Rouse el clásico menor “Wicked Woman” (1953), una película fuertemente influida por su trabajo con Haas y que presenta un giro memorable de Percy Helton en el papel normalmente reservado para Haas. Tanto Haas como Rouse solían utilizar al mismo camarógrafo, Eddie Fitzgerald. Moore terminó haciendo siete películas para Haas, mientras también trabajaba dos veces con la cineasta independiente Ida Lupino, pero nunca pudo pasar de sus orígenes de películas B a proyectos más grandes.

La película prototípica de Haas/Moore es “La otra mujer” (1954), en la que Haas interpreta a un director de cine involucrado en un triángulo amoroso, que utiliza muchos dispositivos centrados en el cine para cometer «el crimen perfecto», incluido el uso de los familiares guantes blancos de montador para evitar dejar huellas dactilares y construir un bucle de película cuyo sonido que se repite constantemente le proporciona una coartada. Este esfuerzo de película dentro de una película incluso satirizó explícitamente el escaso presupuesto con el que trabajaba Haas, y se erige como una buena introducción a su obra.

Los títulos más conocidos de este período son “Bait” (1954) y “Pickup” (1951), este último nominado por el Writers Guild of America en la categoría (desafortunadamente ya no existe) «Película estadounidense de bajo presupuesto mejor escrita» por el guión de Haas coescrito con Arnold Lipp. En particular, Haas empleó a algunos talentos legendarios de Hollywood detrás de la cámara, como un director de fotografía que había trabajado con Josef von Sternberg en El embrujo de Shanghái (1941) y Erich von Stroheim en Avaricia (1924) y La reina Kelly (1932): Paul Ivano. Ivano fotografió siete de las películas de Haas, culminando en “Lizzie“ (1957). Esa película, que competía con “Las tres caras de Eva” (1957) en el sorteo de múltiples personalidades, contó con una notable actuación de Eleanor Parker y fue lo más cerca que estuvo el director Haas de la fama, siendo un lanzamiento de MGM de la Bryna Productions de Kirk Douglas, que Haas no escribió ni produjo.

Hacia fines de los años 50, el inevitable declive de las películas B en los grandes estudios llevó a Haas a la quiebra, y terminó su carrera como director trabajando para productores independientes, en particular Albert Zugsmith para MGM con “Night of the Quarter Moon”(1959), un vehículo sensacionalista para Julie London sobre los matrimonios mixtos. Su producción final de 1959, «Stars in Your Backyard», no logró distribuirse y finalmente se estrenó tres años después como “Paradise Alley” (1962). Este canto del cisne fue una de sus películas más personales (y más amargas), sobre un director europeo que trata de animar a sus veteranos de la industria igualmente jubilados en el vecindario con un proyecto de «hagamos nuestra propia película», solo para traicionarlos cuando descubre que no ha habido película en la cámara todo el tiempo. Una producción independiente similar, “Man in the Chair” (2007), protagonizada por Christopher Plummer en el papel principal de elección (e irónicamente con el tema de Orson Welles), lamentablemente tuvo un destino similar cuando su lanzamiento en diciembre de 2007 a tiempo para un merecido empujón para el Oscar de Plummer no logró generar el interés o las reservas esperadas.

En la década de 1960, la mayoría de las películas de los años 50 de Haas revivieron en paquetes de sindicación de televisión (menos los títulos de 20th Century-Fox), lo que llevó su trabajo a un nuevo público. Irónicamente, en la era actual del video ha sido casi completamente olvidado, víctima de «quedarse en las rendijas». Si bien el trabajo de muchos directores publicado por distribuidores independientes está fácilmente disponible a través de reediciones de VHS y DVD, los principales estudios se resisten a revivir sus películas B en cualquier forma. Una generación joven para la que los directores internacionales de bajo presupuesto que van desde Joseph W. Sarno y Edward D. Wood Jr. hasta Jess Franco y Joe D’Amato se han convertido en nombres familiares, nunca ha visto la obra de Haas, que sigue esperando en las bóvedas algún futuro.

Regresó a Europa, se instaló en Viena en 1961 y trabajó allí para la televisión austriaca. Murió en diciembre de 1968, varios meses después de la invasión rusa de su tierra natal, y está enterrado en el cementerio judío de Brno.

– Mini biografía de IMDb Por: Larry Cohn (qv’s y correcciones de A. Nononymous)

 


Bait [1954]

Bait es una película negra estadounidense de 1954, escrita, dirigida y producida por Hugo Haas. El propio Haas, Cleo Moore y John Agar protagonizan la película.


Traducción de texto: Óscar Oliva