Ciclo Jacques Rivette: Scènes de la vie parallèle

Rivette recurrió a fuentes específicas para el estilo y gran parte del diálogo de estas películas [Duelle / Noroît]. Antes de cada uno de los rodajes, proyectó una película de Hollywood a los miembros del equipo. The Seventh Victim (1943) de Mark Robson, probablemente la mejor de las sucintas películas de terror en magistral blanco y negro producidas por Val Lewton, fue la referencia estilística para Duelle, y la lírica y evocadora Moonfleet (1955) de Fritz Lang, pieza de época y de aventuras, tuvo la misma función para Noroît.

Ambas películas incorporan numerosas citas de diálogos de obras concretas —Les chevaliers de la table ronde (1937) de Jean Cocteau en Duelle, y The Revenger’s Tragedy (1607 o 1608) de Cyril Tourneur en Noroît. Sin embargo, estas citas aparecen a menudo totalmente fuera de contexto. En Noroît, las citas de Tourneur están recitadas en inglés por Geraldine Chaplin y Kika Markham, las dos actrices angloparlantes del reparto. El papel de la tragedia de Tourneur es más sustancial en Noroît que el de la obra de Cocteau en la película anterior: a lo largo de toda ella aparecen rótulos que indican los números de acto y escena de la obra de Tourneur, y alguien me dijo que la principal inspiración de la película fue la descripción que el guionista Eduardo de Gregorio le hizo a Rivette de una representación italiana de la obra con los sexos de los personajes invertidos.

En Duelle, las referencias al film noir van más allá de las alusiones a The Seventh Victim. Gran parte de los escenarios traen a la memoria otros clásicos noir —un acuario de The Lady From Shaghai, un invernadero de The Big Sleep, una hilera de taquillas de Kiss Me, Deadly (cuya caja de Pandora llena de energía nuclear tiene una semejanza más que casual con la joya mortífera y ardientemente buscada de esta película). Las referencias a Cocteau van también más allá de las citas de Les chevaliers de la table ronde: pienso sobre todo en el uso de los espejos, la presencia de Jean Babilée (que interpretó el ballet de Cocteau Le jeune homme et la mort en los años 40) y una cita crucial (“Je me revengerai”, “me vengaré”) que procede de la bastante negra Les dames du bois de Boulogne de Robert Bresson, para la que Cocteau escribió los diálogos.

Jonathan Rosenbaum, Chicago Reader (28.02.1992)

· Scènes de la vie parallèle (I)

Les dames du Bois du Boulogne (R. Bresson, 1945) 
Duelle (Jacques Rivette, 1976)

· Scènes de la vie parallèle (II)

Moonfleet (Fritz Lang, 1955)
Noroît (Jacques Rivette, 1976)

Traducción del texto: Javier Oliva