Ciclo « Paul Vecchiali, el cine en diagonal »


La filmografía de Vecchiali-cineasta no se puede distinguir de su carrera como productor en Diagonale (sin olvidar su trabajo anterior con Jean Eustache), en la que se encuentran cineastas como Jean-Claude Guiget, Jean-Claude Biette o Marie-Claude Treillhou en una aventura única del cine francés, tal vez su última gran aventura colectiva. Aunque sus películas no estén tan próximas a las de estos cineastas, “Diagonale” marca el inicio de un periodo brillante para Vecchiali, que se convierte quizás en el mayor cineasta francés de los años 70. Después de un primer largometraje por desgracia muy desconocido (Les ruses du diable, muy bello, que irrumpe en 1965 con una voz única en la incipiente post-Nouvelle Vague). Vecchiali marca el decenio siguiente con L'étrangler,  Femmes femmes, Change pas de main, Corps à coeur... Luego llegará un periodo en el que el cineasta revisita el pasado (del cine, de Francia, de las relaciones) y explota aún más su fuerza nostálgica (Trous de mémoire, En haut des marches). Polémica, combativa, distante y sensual, su carrera atraviesa a continuación un periodo desconcertante, en el que sigue encontrando un público fiel, pese a sus cambios de rumbo (y a sus trabajos para televisión y teatro), que culminan en sus “Antidogma”: películas hechas en contra de todo formateo. Siempre comprometido, siempre dialéctico, se diría que es de esta libertad permanente de la que emana, como su más bello rayo de luz, el renacimiento de las Nuits blanches sur la jetée (2014).

Traducción del texto: Javier Oliva